Delitos perseguibles a instancia de parte

No más abusos, bullying, acoso, amenazas ni agresiones

Detecives para delitos perseguibles a instancia de parte

En nuestra empresa de detectives en Sevilla nos encargamos de solventar los delitos perseguibles a instancia de parte: entre ellas amenazas, acosos, bullying, etc.

Como regla general, el detective privado en España no puede investigar delitos, correspondiendo esta labor a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Sin embargo, esta aseveración tiene un matiz muy importante y, como recoge la Ley 5/2014 de Seguridad privada en su art. 48, los detectives privados podrán investigar delitos perseguibles sólo a instancia de parte, es decir, aquellas acciones u omisiones que constituyendo delito necesitan de la denuncia por parte de la víctima para poder ser investigados.

Estos delitos son los llamados privados o semipúblicos y abarcan un abanico de conductas como por ejemplo: las injurias, las calumnias, las coacciones, las amenazas directas o por internet, el bullying y el ciberbullying, los acosos, incluyendo el acoso laboral o mobbing, las agresiones y abusos sexuales, el descubrimiento y revelación de secretos, los daños por imprudencia grave, los delitos contra la propiedad industrial e intelectual, los delitos societarios, entre otros. Son muchos los casos de bullying y acoso y para ello nuestros profesionales se encargan de investigar y solventar estos casos. Es necesario que cuando surjan problemas de este tipo se produzca una denuncia por parte de la persona afectada, para que nosotros podamos actuar siempre dentro de las bases legales. Es lógico tener miedo en estos casos e intentar no darle la suficiente importancia como para denunciar estos actos, pero aquí te asesoramos y te damos la maño para que estos delitos no se vuelvan a cometer.

Nos parece interesante distinguir entre la injuria y la calumnia por ser algo que se da comúnmente entre la población y que las personas no se deciden a investigar por desconocimiento de lo que constituyen tales delitos.

La injuria o libelo consiste en expresiones o acciones realizadas para crear deshonra, descrédito o menosprecio de otra persona. En Derecho penal se considera  un delito contra el honor o la buena reputación, es ofender e insultar con palabras o hechos a alguien atentando contra su dignidad, honor, credibilidad, etc., especialmente cuando se hace injustamente.

La calumnia es la acusación por parte de una persona a otra de haber cometido alguna acción u omisión que la ley determine que es delito, sabiendo que estas acusaciones son falsas, bien porque ese delito sea falso, bien porque el delito haya sido cometido por una persona distinta a la que se acusa. Consiste en atribuir o imputar a una persona palabras o actos constituyentes de delitos, de manera falsa, con el objetivo de causarle un daño a su reputación y honor y, en definitiva, perjudicarla.

Si usted duda de si está siendo víctima de algún tipo de delitos de los especificados en esta sección, llámenos al y le asesoraremos.

Solicítenos información sin compromiso